Esta frase adquiere todo su sentido al referirnos al colectivo de autónomos de nuestro país. Engranaje fundamental del tejido económico de nuestra sociedad. Trabajadores emprendedores, independientes, libres y esenciales, que día a día hacen un esfuerzo supremo y constante para mantener el negocio y para garantizar un sueldo digno.

El sector asegurador de una manera fácil y sencilla con productos pensados ​​para ellos, puede acompañarlos y complementar la situación de desamparo que provoca el sistema de cotizaciones actual. A la vez que puede convertirse en su airbag. Protegiendo todos los frentes: el hoy y el mañana.

Porque es primordial minimizar el perjuicio y la pérdida de ingresos que cualquier imprevisto les puede provocar, como la actual pandemia del Covidien-19. Circunstancias que dejan cojo paralelamente a la persona y al negocio y a la propia familia.

La vida ya es bastante difícil y por lo tanto necesitamos poner soluciones, que nos permitan ayudar a este sector a tener un presente seguro, buscando juntos por ejemplo, cómo afrontar de la mejor manera una baja larga debido a enfermedad o accidente, disminuyendo el máximo el perjuicio económico ocasionado. Y lo que es igual de importante, conseguir un futuro tranquilo, para disfrutar de lleno de la esperada jubilación. Salvaguardando el día a día y también el horizonte.

El mediador de seguros sin duda sabrá asesorar sobre lo que más se adecua a las necesidades de cada uno, para que ningún autónomo tenga que detenerse!

 

Artículo de Paco Palacin, director de Asur Brok